Firma digital


Para establecer su voluntad sobre un documento en papel, el signatario estampa una firma de puño y letra para su identificación, de modo similar puede hacerlo con una firma digital en un documento electrónico. Esa marca efectuada sobre dicho documento electrónico no sólo nos permite asegurar la identidad del firmante sino que además permite detectar cualquier alteración realizada en forma posterior a su firma.

Desde la DGSIAF incorporamos a nuestros sistemas el uso de este recursos tecnológico logrando dos beneficios sustantivos:

  1. La despapelización gradual de muchos procesos administrativos.
  2. La agilidad e inmediatez de la ejecución de dichos procesos ya que  mediante la firma digital, el proceso de firma puede ser ejecutado en minutos en forma independiente a la ubicación geográfica de los participantes.